¿Qué son los factores de transferencia cuáles son sus beneficios?

El factor transferencia

Los factores de transferencia son una mezcla de pequeñas moléculas derivadas de glóbulos blancos (leucocitos); funcionan como su nombre lo indica: transfieren inmunidad de una fuente de donante inmune a un receptor no inmune. El factor de transferencia, es una molécula que mejora el sistema inmunológico.


Instituciones con gran prestigio como el Instituto Politécnico Nacional, investigan continuamente los factores de transferencia concluyendo que tienen beneficio en el tratamiento de varios tipos de cáncer, enfermedades infecciosas, alergias, enfermedades autoinmunes, fúngicas y parasitarias.


Pero, ¿cómo funciona el factor de transferencia? Las investigaciones han indicado que este puede actuar de varias formas diferentes para ralentizar el crecimiento tumoral y ayudar a combatir las infecciones. Envía, pequeñas moléculas –citocinas- que actúan como mensajeros de célula a célula, aumentando la cantidad de inflamación local. Este ambiente inflamatorio es la función principal del sistema inmunológico y es vital para eliminar o disminuir la cantidad de células tumorales o de células infectadas.


En segundo lugar, el factor de transferencia activa miembros de una familia de receptores que desempeñan un papel fundamental en la inmunidad innata, los cuáles funcionan como un interruptor para activar el sistema inmunológico. Al activar este interruptor abre la puerta y permite que el sistema inmunológico reaccione y comience a matar las células infectadas con bacterias, virus, hongos y otros parásitos.


Cuando se trata de respaldar el sistema inmunológico, el uso de sustancias como el factor de transferencia, probióticos, vitaminas y minerales son ese plus que necesita el sistema inmunológico para mantenerse saludable y en vigilia ante las enfermedades.